Teléfono-jamón

Jamón serrano muy cerca de teléfono. Del teléfono FIJO. Para complementar aquellas llamadas largas. Si te entra hambre en mitad de una llamada, nada mejor que tener el jamón cerquita. También puedes llamar a alguien cada vez que cortes jamón. Anunciarle (o invitarle) a alguien que vas a cortar jamón llamándolo por teléfono. Atención a ese teléfono con números muy grandes. Está hecho para unos dedos grandes. O para que puedas acertar a las teclas a pesar de tener los dedos manchados de grasilla del jamón. Este bodegón contemporáneo. Puto asco de bodegón.

Visto en el piso de una amiga en Málaga (Spain).